La Vitrina | CUNAS CONVERTIBLES : LA SOLUCION A LARGO PLAZO
22807
post-template-default,single,single-post,postid-22807,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.7,popup-menu-fade,side_area_uncovered,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

CUNAS CONVERTIBLES : LA SOLUCION A LARGO PLAZO

CUNAS CONVERTIBLES : LA SOLUCION A LARGO PLAZO

Cuando llega la recta final del embarazo, es momento para preparar todo lo que va a necesitar nuestro bebé, y algo básico es la cuna.
Si es el segundo hijo, el rodaje lo tenemos hecho y las cosas son más fáciles, pero si es el primero, nos surgen dudas por todos lados, pensando cual será la decisión más idónea.
En los primeros meses, puede resultar más cómodo, instalar una pequeña cuna con ruedas para poder transportarla al lado de nuestra cama ó un moises, así se puede vigilar de cerca al pequeño. En algunos casos estas pequeñas cunas se van pasando entre hermanos o familiares porque al utilizarse tan poco tiempo suelen quedar nuevas.

muebles bebe C06d             composicion-jjp-07-infinity_607154

Precisamente porque los bebes crecen muy rápido, en cinco o seis meses estas cunas ya se han quedado inservibles.
Es este punto, es cuando llega el dilema si optar por otra cuna de barrotes más grande o elegir una cuna convertible.
La ventaja de esta última es que, aunque inicialmente nos suponga un mayor coste, el niño va a utillizarla mucho más tiempo, y va a tener su propia habitación desde el principio.
Las hay de distintas alturas y distribuciones, las de tres alturas que llevan cajones y cama de arrastre tienen una gran capacidad, y la cama inferior puede servirnos para quedarnos con el niño cuando lo necesite, así  el pequeño en los primeros años va a poder jugar incluso dentro de la cuna porque al ser más grande que las cunas convencionales puede hacer las veces de pequeño parque, regulando la barandilla en altura, y además tendrá la habitación despejada para poder utilizarla mejor como zona de juego.

cache_22173681   cache_22173682

Mas tarde la propia habitación se irá transformando y adaptando a las distintas etapas del niño, la cuna se convertirá en una cama compacta , en medida de 190×90, la mayoria de las veces, como las que se acoplan en los propios muebles juveniles y también en   mesa de estudio, módulo de cajones y estanterias (en algunos casos).

Si después se necesita algún otro módulo, como pueda ser un zapatero, o más estanterias porque las necesidades del adolescente las demanda, siempre podremos hacerlo, ya que los programas en los que se incluyen estos muebles son muy amplios.

bebe9   cache_22173686

En cuanto a colores, hay infinidad para elegir, si que es cierto que como color base se suelen utilizar más colores claros como el Blanco o el Arena, combinados en frentes o tiradores con azules, malvas, rosas, fucsias , etc y también otras veces con colores menos definidos como grises, beiges que son más fáciles de combinar.

Una vez tomada la decisión, y haber elegido módulos y colores, seguro que la habitación quedará muy bonita, práctica y con UNA UTILIDAD CLARAMENTE  ASEGURADA DURANTE MUCHO TIEMPO !!!